Centro histórico de San Petersburgo y sus monumentos. La Venecia del Norte con sus numerosos canales y más de 400 puentes es un destacado resultado del gran proyecto urbano iniciado en 1703 por el zar Pedro el Grande. La ciudad, conocida también con el nombre de Leningrado (en la época de la URSS), está estrechamente vinculada con la Revolución de Octubre. Su patrimonio arquitectónico logró reconciliar los estilos opuestos del barroco y puro neoclásico reflejándose en los edificios del Almirantazgo, el Palacio de Invierno, el Palacio de Mármol y el Hermitage.

Navegar en barco por ríos y canales. Disfrutar de las “noches blancas” la mejor época es entre mayo y julio, cuando la noche se convierte en un liviano crepúsculo. Hay que observar cómo se elevan los puentes sobre el río Neva por la noche. En verano los puentes se levantan durante varias horas para dejar pasar a los barcos mercantes, y esto se ha convertido en un espectáculo muy famoso, único y característico de San Petersburgo, que atrae miles de turistas que lo esperan a orillas del río Neva,  también se puede contratar una  excursión y paseo en barco nocturnos para verlo desde el agua.

happy wheels

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *